La rotación adecuada de las llantas es importante. Si observa un desgaste desparejo de las bandas de rodamiento, se deben rotar las llantas para aliviar el problema. Recuerde: es importante controlar las llantas y ruedas para detectar señales de posibles daños, y revisar el vehículo ante cualquier problema mecánico y corregirlo si es necesario. Debe seguir el patrón de rotación o el procedimiento indicado en la garantía limitada y el manual del propietario del vehículo. Recomendamos la rotación de las llantas en los vehículos de tracción delantera o las llantas de cuatro estaciones en cualquier vehículo cada 5.000 a 8.000 millas para igualar la tasa de desgaste. Debe rotar las llantas antes si se presentan señales de desgaste irregular o desigual de las llantas. Debe hacer revisar el vehículo por un profesional de servicio de llantas calificado para determinar las causas de las condiciones de desgaste anormal. La primera rotación es la más importante.

Existen varios patrones para la rotación de llantas (ver abajo). Uno de los habituales para los vehículos de tracción delantera es entrecruzar las llantas; es decir, intercambiar la llanta frontal izquierda con la llanta trasera derecha y la frontal derecha con la trasera izquierda. Si tiene una llanta de repuesto de tamaño completo, puede incluirla en el patrón de rotación; pero no lo haga con una llanta pequeña de "uso temporario", porque solamente se usan en casos de emergencia para viajes de distancias cortas y a baja velocidad.